Sociedad

Cinco claves para una buena nutrición aprovechando productos de temporada

Las conductas nutricionales en medio de la cuarentena son una oportunidad para reflexionar sobre los hábitos alimenticios.

Comer en casa es una de las mejores formas de asegurarse de que su familia mantenga una alimentación saludable.

Ya sea que planifique con anticipación o vaya al almacén para una compra rápida.

A continuación encontrará cinco consejos para asegurarse de acceder a opciones más saludables de la experta Susan Bowerman, Directora Senior, Educación y Capacitación Mundial sobre la Nutrición, quien aportó estas directrices para Herbalife Nutrition.

1. Lea la información nutricional

La información nutricional de los paquetes es una de las mejores herramientas para seleccionar alimentos nutritivos y comparar diferentes productos. Puede analizar factores tales como calorías y contenido de grasa, proteína y azúcar entre marcas, lo que le ayudará a tomar decisiones más inteligentes. Entender la etiqueta de los alimentos puede ser difícil. Investigar un poco los términos de la etiqueta de los alimentos puede ayudarlo a saber a qué estar atento.

2. Reemplace con alimentos saludables

Si opta por la versión con menor contenido de grasa de los alimentos que come habitualmente, como aderezos para ensaladas, untables, lácteos e inclusive postres, puede ahorrar muchas calorías. Una taza de leche entera tiene 150 calorías y casi 7 gramos de grasa; la leche descremada tiene 90 calorías y cero grasa.

Si cambia la carne picada común por pechuga de pavo picada, puede reducir casi 10 gramos de grasa y 100 calorías por porción de 3 onzas. Ingerirá menos calorías y mucha menos azúcar si compra yogur natural y le agrega frutas y endulzante en lugar de la variedad ya endulzada.

Incorpore más proteínas vegetales y reemplace almidones refinados por cereales integrales. Pruebe consumir arroz integral, pasta de trigo integral, pan y galletitas de trigo integral, cuscús de trigo integral, quínoa y avena en lugar de cereales para el desayuno con semolina.

3. Elija alimentos de estación

Cuando se trata de frutas y verduras, por lo general son más frescos, a menudo conservan más nutrientes y son menos costosos que los productos que están fuera de temporada. Si tiene un mercado de productores cerca, es posible que las frutas y verduras sean más frescas que las de los supermercados, es decir, las verduras no se pudren tan rápido y los alimentos conservan su valor nutricional. También es más probable que encuentre nuevas variedades de frutas y verduras para probar. Y eso le ayudará con el próximo paso...

4. Pruebe una nueva fruta o verdura una vez por semana

Si no está listo para incorporar un alimento totalmente nuevo, puede comenzar gradualmente con una variedad diferente o relacionada con un alimento conocido. Todas las frutas y verduras son únicas en términos de los fitonutrientes saludables que ofrecen; por eso la variedad es realmente importante para una buena salud.

Si siempre prepara la ensalada con lechuga iceberg, opte por lechuga romana o espinaca baby verde oscuro. Pruebe una nueva variedad de repollo o manzana, o cocine coliflor morada en lugar de la blanca habitual.

5. Encuentre formas de incorporar más pescado a la dieta

El atún y el salmón enlatados se pescan en su medio natural, son buenas fuentes de omega 3 y también son prácticos y accesibles. Agregue atún enlatado a la salsa de la pasta en lugar de carne picada o incorpore salmón enlatado a la ensalada para un plato principal rápido, saludable y liviano.

Una vez que cuente con buenos ingredientes saludables en casa, puede convertir la elaboración del menú o la preparación de las comidas en un actividad familiar.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin