Sociedad

Colombiamoda 2020: una pasarela virtual de paz vestida por excombatientes

  • Colombiamoda da espaldarazo empresarial a la paz, con su apoyo a la empresa Confecciones La Montaña, creada por excombatientes de las FARC, quien muestra su producción en esta gran vitrina junto a otras 70 marcas del país.
Del monte a La Montaña, existen exguerrilleros en Colombia decididos a la paz.

Por Lourdes Molina Navarro *, Especial para El Economista Colombia

La paz se construye primero con voluntad y después con hechos y este es uno de ellos, contundente y simple, que lo dignifica todo: el trabajo, el mejor camino hacia la verdadera reincorporación a la vida civil.

Es así como este año, una Colombiamoda virtual, sin pasarelas, muy creativa en diseño y con propuestas distintas, acoge un proyecto como el de Confecciones La Montaña, que trae camuflados, camisetas, chalecos, sudaderas y maletas, elaborados por excombatientes de las FARC-EP.

Este respaldo a la paz de Colombiamoda comenzó con Proyecta, un programa de la Gobernación de Antioquia con Inexmoda.

Ese fue el camino para la participación de Confecciones La Montaña, una de las líneas de negocio de la cooperativa que reúne a 125 excombatientes del conflicto armado en Colombia.

En la línea textil de la cooperativa laboran 24 personas dedicadas a la confección de ropa deportiva y accesorios de uso al aire libre, que gracias a Proyecta tienen la oportunidad de estar presentes en el Encuentro de Negocios de Colombiamoda 2020 y ya han logrado vender 50.000 unidades de tulas deportivas y con posibilidades de incrementar a 80.000 el pedido a corto plazo.

Ahora la única guerra que quiere ganar 'Martín Batalla', gerente de la cooperativa, es reivindicar un proyecto de esta naturaleza que por primera vez llega a Colombiamoda a hacer negocios.

Se trata de una marca de ropa, bolsos y accesorios creada por excombatientes en proceso de reincorporación, quienes luego de la firma del Acuerdo de Paz, y liderados por Andrés Zuluaga, conocido en su época de combatiente como 'Martín Batalla', decidieron usar sus habilidades para fabricar ropa y darle vida a Confecciones la Montaña.

De las balas a la costura y la legalidad

Y es que en medio de la guerra contra el Estado, hubo exguerrilleros que aprendieron otras artes y disciplinas, aparte de la lucha armada, por ejemplo de medicina, de cocina o confección. Y de esta forma, con puntadas y no con balas, convirtieron la capacidad de diseñar y coser en una idea de negocio y después en una empresa que busca sensibilizar a los colombianos con la paz y la reconciliación.

El gerente de la Cooperativa Multiactiva para el Desarrollo Económico y Social de Antioquia, manifestó que entre los excombatientes que participan en el proyecto algunas personas tienen discapacidades físicas como problemas de visión y audición y mutilaciones en los miembros inferiores.

De esta forma, miembros del otrora frente 36 de las Farc que operaba el nordeste y en el Bajo Cauca Antioqueño, transformaron su vida con un proyecto productivo que tiene buena acogida y demanda por parte de antioqueños, colombianos y extranjeros, dada la calidad y duración de los productos, señaló 'Martín Batalla'.

Relató cómo aprendieron a confeccionar desde los tiempos de la guerra y luego como perfeccionaron sus conocimientos con el apoyo del Sena y también con la ayuda de la comunidad internacional. Incluso la embajada de Francia les dio respaldo con maquinaria y materia prima, dijo el gerente.

Zuluaga dijo que los productos de Confecciones La Montaña fueron pensados para tener larga vida útil y resistir terrenos agrestes y difíciles, como era el monte. Por ello espera que Colombia, principalmente, reconozca el esfuerzo de la gente que de verdad trabaja por un verdadero cambio y vea en cada uno de estos artículos un mensaje de paz y transformación.

Este proyecto productivo, sin duda, enriquece la que ha sido llamada la Semana Digital de la Moda, del 27 de julio al 2 de agosto, con la presencia del trabajo de un grupo de exguerrilleros, reincorporados en el antiguo espacio de La Plancha, en Anorí (nordeste antioqueño), que encontraron esta vía para construir una nueva historia, de esfuerzo y legalidad, nutrida con la experiencia de varias décadas de guerra en el monte, que los enseñaron a fabricar las prendas ideales para ir a la montaña, acampar y disfrutar de la vida campestre.

En igualdad de condiciones

Por último, el líder de la cooperativa encargada de impulsar el proyecto, cuenta que fue por invitación de Inexmoda, los organizadores de Colombiamoda, que se presentaron a la convocatoria que tenía el propósito de impulsar empresas textiles de Antioquia.

El excombatiente explicó que su propuesta fue evaluada con los mismos estándares y requisitos exigidos a todas las firmas participantes y que fue una competencia en igualdad de condiciones.

A su turno, Lorenzo Velásquez, director de Conocimiento y Transformación de Inexmoda precisó que a la convocatoria se postularon muchas empresas y que luego de pasar por el análisis de potencial de mercado, modelo de negocio y del producto de Inexmoda y de un riguroso examen y valoración de la propuesta, se toma la decisión de qué empresas harán parte del proyecto.

En este caso, al haber sido seleccionados, estarán los morrales y la ropa confeccionada por los exguerrilleros de las Farc, junto a otras 70 marcas del país, anunció Velásquez.

La visión del exguerrillero

Zuluaga percibe este hecho "como un espaldarazo de la sociedad civil y del universo empresarial al proceso de paz, en momentos duros porque se han presentado asesinatos y desplazamiento forzado de excombatientes".

Y en segunda instancia considera que se trata de conquistar espacios que hasta ahora les han sido ajenos y son "escenarios a los que necesitamos llegar para cambiar mentalidades y para poder hablar en serio de reconciliación", subrayó.

(*) Periodista y escritora, especializada en temas económicos y empresariales, Magister en Estudios Políticos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.