Sociedad

Academia de idiomas Smart incentiva fortalecimiento del inglés para jóvenes colombianos

  • En medio de la coyuntura actual, la institución ha desarrollado una serie de iniciativas de responsabilidad social, como la entrega de 100 becas a población de los estratos 2 y 3 de la ciudad de Bogotá.
La academia de idiomas Smart incentiva aprendizaje del inglés y apoya estratos menos de menores ingresos.

Colombia se enfrenta a un gran reto y es subir el escalafón del dominio de inglés de la población, sobre todo en los estudiantes que salen del colegio que necesitan continuidad en esta formación para que puedan alcanzar el nivel B1 que se proyecta para un país bilingüe.

En este sentido, la Academia de Idiomas Smart desarrolló una estrategia desde la red social Tik Tok en la que invitó a todos los usuarios radicados en el país a crear un video sobre la mejor manera de aprender un idioma.

Quien obtuviera más likes recibía una beca online por un año y productos de alta tecnología.

Tras el desarrollo de la actividad, los ganadores del concurso son David Getial Sánchez de Guacari, departamento del Valle del Cauca, un joven de 20 años de edad que se dedica a ser Tik toker, Pedro Pablo Peñaranda de Puerto Wilches, en Santander, un joven de 16 años de escasos recursos económicos y Andrés Celis Tovar, de Bogotá tiene 18 años y es estudiante de ingeniería de sistemas.

"Por medio de estas iniciativas buscamos impactar positivamente a los jóvenes para empoderarlos e incentivarlos en el aprendizaje de un segundo idioma. Para nosotros es satisfactorio poder brindarles herramientas y apoyarlos para que tengan la oportunidad de fortalecer y recibir una formación integral", afirmó Sandra Castellanos, directora Académica de Programas Corporativos y Personalizados de la Academia de Idiomas Smart.

En medio de la coyuntura actual, la institución ha desarrollado una serie de iniciativas de responsabilidad social, como la entrega de 100 becas a población de los estratos 2 y 3 de la ciudad de Bogotá para acompañarlos en su proceso de aprendizaje o refuerzo de un segundo idioma; además para que puedan mejorar sus oportunidades laborales.

"Las personas que saben un segundo idioma tienen un valor en conocimiento y comunicación que puede abrirles puertas de trabajo. Por ello, con esta labor nos sentimos a gusto de ayudar a personas que en varias ocasiones no cuentan con recursos para pagar un programa de segunda lengua, pero sí desean aprenderla", subrayó Castellanos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.