Sociedad

Aceite de salvado de arroz llega a buscar su bocado en el mercado colombiano

  • Durante años ha sido el favorito en países asiáticos como Bangladesh, Japón, India y China. Ahora también en Estados Unidos, México y Colombia.
Las propiedades saludables del producto le auguran un interesante futuro en el mercado colombiano.

Savant Oils, empresa internacional dedicada a comercializar aceites especiales para el consumo humano, comenzó operaciones en Colombia con la llegada del aceite de salvado de arroz.

Además de ser reconocido mundialmente por sus beneficios para la salud, las propiedades organolépticas de este aceite resaltan el sabor de los alimentos y la contextura de los alimentos.

El aceite de arroz Savant Oils viene en presentación de 250 y 500 ml.

Es ideal para hacer frituras, coberturas, alimentos a la parrilla, hornear, aderezos para ensaladas, salsas, tempuras y salteados.

Sus beneficios

Resalta los sabores. Debido a la naturaleza de su origen, el aceite de salvado de arroz no compite con el sabor de los alimentos, sino que los resalta.

Es NON GMO. Proviene del salvado de arroz que no es modificado genéticamente.

Es 100% natural. No contiene preservantes ni aditivos sintéticos. Su contenido de Oryzanol que proviene del propio arroz preserva la estabilidad del aceite.

Contiene grasas buenas. Es rico en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, en Omega 3 y 6, y es libre de grasas trans.

Es bueno con el corazón, gracias a su alto contenido de fitosterol y tocotrienol que ayudan a reducir el nivel de absorción del colesterol en el torrente sanguíneo.

Tiene un alto punto de humo. Está alrededor de los 254ºC o 490º F, lo que ayuda a que los alimentos cocidos absorban menos grasas. A mayor temperatura, menor absorción de aceite.

Imparte a los alimentos menos sensación grasosa. Esto gracias a su bajo contenido de ácidos grasos saturados. Posee una gran capacidad de calentamiento (capacidad calorífica), lo que permite una mayor cocción en un menor tiempo, efecto que genera menor absorción de aceite y una sensación crocante y fresca en los alimentos fritos.

Es rico en vitamina E, lo que fortalece el sistema inmune. Ayuda a prevenir el cáncer y otras enfermedades

Es bueno para la piel. Contiene escualeno, un antioxidante que se absorbe fácilmente.

Tiene propiedades antiinflamatorias. Algunos estudios demuestran que contribuye igualmente a reducir los efectos de la menopausia

Saludable y duradero Debido a su alto contenido de antioxidantes naturales, contribuye a una vida más larga en el anaquel y a una vida útil prolongada del producto.

Es kosher. Certificado como apto para alimentación Kosher y además es no alérgeno.

Usos y beneficios

Su alto punto de humo (254°C) hace que se queme menos rápido y haya menos absorción de aceite, lo que permite alargar su vida útil.

En la industria alimenticia, esto contribuye a que las paradas para la limpieza de equipos sean menos frecuentes tomando en cuenta que el aceite se puede usar de forma más extendida.

Es más fácil para limpiar ya que no forma costras, y el desperdicio de aceite es menor, lo que contribuye a una reducción en contaminación del medio ambiente.

En la industria cosmética

El aceite de salvado de arroz es ideal para la elaboración de cremas y productos para la piel, gracias a su alto contenido de escualeno.

Este antioxidante se absorbe fácilmente y ayuda a conservar la piel tersa, y luminosa. Durante muchos años se ha usado en países asiáticos para el cuidado de la piel.

El envasado a nivel industrial es en Bidones de 17,34 litros y totes de 1.240 litros

Emprendimiento colombo-mexicano

Savant Oils es el resultado de la unión de un colombiano y una mexicana. Gracias a su experiencia y conocimiento del mudo de las grasas y aceites, se unieron para traer a Colombia productos deliciosos, saludables y amigables con el medio ambiente, como lo es el aceite de salvado de arroz.

Ellos son: Hugo Cely, ingeniero de alimentos de la universidad de Minnesota quien tuvo a su cargo el manejo de plantas de productos lácteos y luego se consolidó en el proceso de grasas y aceites con el montaje y manejo de una de las plantas de mayor renombre en Colombia.

Consuelo Rentería, ingeniera química de la Universidad Autónoma Metropolitana de México, trabajó en el área técnica, científica y de desarrollo de empresas aceiteras nacionales e internacionales.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0