Telecomunicaciones y tecnologia

Cuatro consejos para evitar adicción a la tecnología en entornos laborales

  • Es importante que los empleados conozcan claramente lo que se espera de ellos, especialmente durante la jornada laboral.
La tecnología juega un papel fundamental en la productividad pero también puede afectar la emocionalidad.

La tecnología ha transformado los espacios de trabajo. Actualmente los smartphones, el internet de alta velocidad y el social networking, han logrado impactar drásticamente los entornos laborales.

Con solo tocar un botón, las distancias se han vuelto inexistentes y la comunicación instantánea. El conocimiento es compartido y las tareas se realizan de manera más rápida.

Sin embargo, existen algunos riesgos gracias al uso inadecuado de la tecnología como el aumento de la improductividad y el estrés de los trabajadores.

Por tal razón, IWG (co-working de Spaces y Regus) comparte 4 estrategias para involucrar estos avances de modo más balanceado en el trabajo y generar mayor efectividad en los negocios.

1. Crear la cultura deseada

El primer paso es generar la cultura tecnológica adecuada en los equipos de trabajo, para ello se pueden realizar charlas acerca de los efectos del uso excesivo de los dispositivos y crear políticas corporativas que contengan pautas de comunicación online entre trabajadores.

2. Establecer límites

Es importante que los empleados conozcan claramente lo que se espera de ellos, especialmente durante la jornada laboral. Por esto se debe establecer límites para contactar a los empleados que se encuentren fuera de la oficina o que hayan sobrepasado el horario de trabajo.

3. Tomar descansos

Diariamente es útil tomar un descanso de la tecnología en el que todos los dispositivos sean desconectados. Este tiempo puede ser destinado para tomar un café entre compañeros, compartir nuevos planes de acción o distraerse durante unos minutos. Algunas compañías incluso restringen el envío de correos durante ciertas horas.

4. Hacer que la productividad cuente

Es relevante enfatizar en la productividad más que en la disponibilidad. Para ello es importante reconocer a los trabajadores que han terminado una tarea satisfactoriamente, en lugar de aquellos que responden llamadas o correos en cualquier momento del día.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.