Telecomunicaciones y tecnologia

Inversionistas fintech, jugadores clave en el desarrollo del negocio

  • El acelerado avance de la industria fintech en Latinoamérica, especialmente en Colombia, ha generado una buena recepción por parte del mercado y ha establecido unas proyecciones positivas de cara a 2020.
  • Materón agrega que en el caso de una startup es necesario contar con un capital semilla, que le da paso a la prueba de mercado pues es ahí donde se consiguen los primeros clientes.
Las Fintech llegaron no solo para quedarse, sino para avanzar en materia de servicios financieros.

La transformación digital se ha convertido en un elemento transversal en la vida de las personas y, por ende, en los negocios. Esto ha llevado a que cada vez la apatía hacia esta modalidad sea menor.

Hoy, debido a la migración y a la presencia que tienen los bancos y los nuevos modelos de negocio financieros en la virtualidad, es claro que ir a una oficina física de una entidad bancaria no es necesario.

Bajo este panorama, el sector financiero es uno de los que viene fortaleciéndose en el ecosistema digital. Prueba de ello es el crecimiento acelerado de la industria Fintech, pues según datos entregados por Colombia Fintech en el país hay alrededor de 220 empresas encargadas de transformar productos, procesos y servicios de la actividad financiera.

Asimismo, los modelos de Neo-Banco se han popularizado, buscando generar una apertura financiera más amplia y convirtiéndose en la mayor transformación bancaria de esta generación.

Sumado a esto, según un reciente estudio de Oracle, en los próximos cinco años el 82% de las instituciones financieras incrementarán la participación de Fintech en sus organizaciones, siendo la analítica de datos y lo relacionado con movilidad dos de las principales estrategias a implementar.

Además, agregan que esta industria fintech moverá en los próximos cinco años cerca de $150.000 billones de dólares en el mundo.

Mercado escéptico

Pese a estas cifras, sigue existiendo escepticismo frente al mercado, razón por la que estas startups han tenido que recurrir a la inversión extranjera.

Con el fin de cambiar este panorama y dinamizar aún más el mercado a través de la inversión de locales para locales, la Superintendencia Financiera publicó el Decreto 2443 que permite a las entidades financieras tradicionales invertir en las fintech.

"A nivel mundial, Colombia es el primer país en inclusión financiera y en 2018, debido a su crecimiento del 61% y el aumento de las posibilidades de inversión, ocupó en la región el tercer puesto entre los países que concentran la actividad fintech de Latinoamérica: Brasil y México. Las fintech, entonces, son una realidad que tiene gran acogida dentro de la población gracias a su facilidad, rapidez y adaptabilidad al público, es una expansión que está sucediendo y que es muy positiva para el mercado local y para quienes hacemos parte de la industria", afirma Sandra Rubio presidenta y fundadora de Corresponsales Digitales IMIX.

Dicho esto, es claro que las inversiones y el flujo de capital que ingrese a las fintech contribuirá e impulsará la banca del país.

"Antes de invertir hay que tener presente aspectos importantes como el conocimiento del sistema financiero y las guías del mercado, así como indagar sobre la realidad económica colombiana y las expectativas de crecimiento. Un inversionista debe entender que es un negocio escalable con números positivos, un modelo que puede ser replicado en Latinoamérica para aumentar la valoración y generar rentabilidad al inversor", expresa Daniel Materón, CEO de Rapicredit.

Materón agrega que en el caso de una startup es necesario contar con un capital semilla, que le da paso a la prueba de mercado pues es ahí donde se consiguen los primeros clientes.

"Ya luego se pueden buscar otros métodos de financiación como los famosos inversores ángeles, quienes se encargan de proveer capital a este tipo de compañías en sus primeras etapas. Por último, también es importante acudir a fondos de inversión para visualizar mayor crecimiento del negocio".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.